El sacrificio de un Padre


John vino de Acapulco, México, hace tres años. Tenía 15 años y estaba atendiendo preparatoria donde siempre fue calificado como un buen estudiante. Aprendió el idioma rápidamente y se adaptó al lugar sin problemas.

En octubre de 2008 fue arrestado. Él estaba con su familia cuando vio por la ventana a unos compañeros del colegio. Salió para saludarlos. Sus compañeros tenían con ellos un tanque de gasolina que habían robado de la parte trasera de una camioneta. Cuando la policía llegó al lugar de los hechos, arrestaron a John pensando que el estaba involucrado.