Causas y Procesos


El Sureste ha sido testigo de un movimiento inmigratorio hispano masivo en los últimos veinte años. Este cambio demográfico encontró una fuerte resistencia. Tradicionalmente conservadora, la región no ha visto con buenos ojos esta situación. La legalidad de la nueva población fue cuestionada por los habitantes originales.

Una serie de medidas fueron creadas con el fin de resolver esta situación. Varios condados se asociaron en conjunto con el Departamento de Seguridad Nacional a través del Memorando de Acuerdo 287(g) con el fin de revisar el estatus migratorio de aquellas personas detenidas por infracciones o crímenes. Como resultado, miles de inmigrantes ilegales fueron ingresados al intrincado proceso de detención y deportación. Para muchos, este proceso finaliza con el retorno al país de origen.